Luis Larraín

En Mi cuerpo es un regalo, la psicóloga y escritora Vinka Jackson nos recuerda que los niños y niñas no son extensiones de sus progenitores sino seres independientes, con su propia identidad. Es fundamental que desde pequeños/as se vayan aprendiendo a relacionar con sus cuerpos y, para eso, los adultos necesitamos acostumbrarlos a apoderarse de ellos, a conocerlos y a llamar las cosas por su nombre. Esto no sólo evita los abusos si no que ayuda a formar la autonomía y a descubrir la propia sexualidad, la cual no aparece mágicamente a los 18 años como muchos/as quieren creer.

Luis Larraín
Presidente de Fundación Iguales Chile
@luislarrain

Share on TumblrTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook