Claudia Guerrero

Para un niño, una niña, vivir el abuso sexual de parte de un ser que se supone debía cuidarlos y amarlos es una experiencia terrible; peor aún es que quienes te dieron la vida no quieran escuchar, creer, proteger.

Agua fresca en los espejos nos muestra el dolor inmenso que rompe el alma, pero también la posibilidad maravillosa de la resiliencia. En sus páginas, veo distintas perspectivas de mi Chile y siento esperanza de que existen seres humanos capaces de transformar el dolor vivido en voluntad de apoyo, ayuda, reparación , prevención de abusos y una vida buena para todos los demás niños y niñas.

Para quienes hemos vivido el dolor del abuso sexual de nuestros hijos, este libro y sus páginas nos dan esperanza en que con amor (y el compromiso de todos), todo se puede.

Claudia Guerrero
Presidenta Agrupación de Familias “No Más Abuso Sexual Infantil”
@NO_MAS_ABUSOS_
Share on TumblrTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook